Home » antirae » No a la tilde diacrítica

No a la tilde diacrítica

Conversaciones con la Ortografía. Contradicciones y sinsentidos de la tilde diacrítica.


– Señora Ortografía: A partir de 2010 se puede prescindir de la tilde diacrítica en las palabras este, ese, aquel y solo.

– Marina: Pero ¿por qué?

– Ortografía: Porque los casos de ambigüedad son poco frecuentes y se resuelven fácilmente.

– Marina: Ahá… Entonces ¿por qué la lleva ? ¿Acaso podría confundirse tu nombre me sabe a beso con has sido , ¿te crees que no te he visto?

– Ortografía: A ver Marina, es que la tilde diacrítica se utiliza para distinguir las palabras átonas de las tónicas. Por eso (tónica) hay que diferenciarla de tu (átona).

– Marina: ¿Seguro? Entonces habría que distinguir la letra te (tónica) del que te meto con el mechero (átona). Y también la nota mi (tónica) del mi mamá me mima (átona). ¿Y qué pasa con más? Dos más dos son cuatro se escribe con tilde pero aquí más es átona.

– Ortografía: Estoooooo… es que es tradición.

– Marina: Ya veo, como los toros. O sea, que llevan tilde diacrítica solo los monosílabos que tú quieras y las palabras cómo, cuándo, cuánto, (a)dónde, qué, cuál, cuán y quién porque tú quieres.

– Correcto.

– Perfesto.


¿Eres de los que piensan que impreso es el adjetivo e imprimido es el participio? Te equivocas. Pincha aquí.


1 comentario

  1. Wilson dice:

    Todo, en muchos casos, de la escritura española tiene sus sinsentidos y contradicciones; pero la tilde diacrítica es muy escencial.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a Facebook Ir a Google+ Ir a Twitter

Infórmate por email: